Una etiqueta inteligente diseñada para evitar el desperdicio de comida

etiqueta inteligente sensible que determina cuando un alimento caduca

¿Quién no ha entrado en duda sobre si debe comer o no algún alimento de su nevera, que tiene buena apariencia, pero cuya fecha de caducidad ha expirado? Muchos de los alimentos que habitualmente consumimos, se desperdician porque no contamos con conocimiento o herramientas para saber clasificarlo. Sin embargo, el diseño una vez más nos da la mano, esta vez con una etiqueta inteligente capaz de reducir el desperdicio de comida.

La diseñadora industrial de Londres Solveiga Pakštaitė, creó la etiqueta «Mimica Touch «, una iniciativa de diseño y tecnología que podría contribuir a que hagamos un mejor uso de nuestros alimentos.

Según su investigación, 1.3 billones de toneladas de comida se desperdician en el mundo. Esta crisis global, está causada en parte, porque el cálculo de las fechas de expiración no está regulado en las etiquetas actuales, lo que confunde al consumidor, haciéndole desperdiciar comida que aún está buena .

Las fechas de vencimiento se calculan estimando cuál será el peor escenario de temperatura para el producto, con el fin de garantizar que todos estemos a salvo. Lo que no se tiene en cuenta, es que la mayoría de nosotros almacenaremos los alimentos en condiciones mucho mejores que «en el peor de los casos» y es entonces cuando se desperdicia buena comida y dinero.

Teniendo esto en cuenta la etiqueta Mimica Touch ( También disponible en formato de tapa) fue diseñada como un indicador sensible que indica con mayor precisión la temperatura en la que se encuentran los alimentos, y por tanto si es consumible o no.

Fácil de usar e inclusiva para personas con discapacidad visual

Mimica Touch, responde a todos los cambios de temperatura. En su interior hay un gel bio sensible que reacciona al mismo tiempo que un alimento se estropea. El gel es liquido y va cambiando en función de los cambios en las condiciones del alimento. En función de ello, si toca la etiqueta y es suave significa que es comestible aún, si por el contrario la toca y se sienten los bultos, la etiqueta le está advirtiendo que el alimento no es apto para ser consumido.

Para evitar confusiones, el lado izquierdo siempre está suave, de manera que se pueda hacer evidente cuando en el lado izquierdo se sientan los bultos, es decir, cuando ya no es comestible el alimento.

En la mayoría de los casos esto contribuirá a que sus alimentos duren más tiempo de forma segura, y a que se pueda reducir el desperdicio.

Además este es un diseño inclusivo con las personas que tienen cualquier tipo de discapacidad visual, pues sólo con el tacto podrán informarse del estado de sus alimentos.

Podría evitar que se desechen vacunas antes de tiempo

Su creadora hablo recientemente en un articulo de design week sobre la posibilidad de usar la etiqueta en todo tipo de productos perecederos, no sólo en comida. Uno de los posibles usos que podrían traer muchos beneficios es su uso en las vacunas, cuya validez y calidad depende de la temperatura.

Según la OMS un 50% de las vacunas se desperdicia porque no existe un control tan exacto de la temperatura, debido a que algunos paises no cuentan con la infraestructura para ello. Mimic touch podría solucionar este problema.

Critica constructiva: Ecológico pero no del todo sostenible

Según un articulo de «Chemistry world» el gel que contiene es un polímero hidrocoloide a base de polisacáridos. Es decir, se trata de una materia prima de origen natural, que busca asegurar la biodegradabilidad, por tanto, su interior está pensado para ser sostenible.

Sin embargo, el exterior de la etiqueta es de plástico, y sólo se puede usar una vez. Cómo tenia dudas pregunté en su Twitter, en donde me aclararon que su producto es ecológico y están trabajando para que las etiquetas y el packaging sean 100% reciclables.

Cada vez hay más investigaciones sobre materiales sostenibles que podrían reemplazar el plástico, pero aún hay mucho por avanzar. En ese sentido entiendo que es difícil conseguir un material 100% sostenible, que ha día de hoy se pueda usar a gran escala, para una producción de este tipo, y que además funcione bien con el gel.

Esta propuesta es admirable por todos sus aportes positivos, y es comprensible que en la actualidad la solución sea más ecológica que sostenible

Dicho esto, también tengo que decir que si me gustaría ver en su planteamiento a futuro, una intención de mejorar esta parte del diseño, cuando las investigaciones y los medios lo permitan, pues lo ideal seria evitar generar productos de plástico de un sólo uso para erradicar el problema.

Si te ha gustado este artículo te invito a que nos escribas un comentario abajo. Nos interesa saber tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *